Comercialización

Todo lo que se recolecta en un día debe ser expedido en ese mismo día.

Desde Huelva se vende el “producto final” entendiéndose este como fresco, envasado y etiquetado, y tal y como se confecciona en un almacén de  Huelva, aparece en un lineal de un supermercado de Alemania, Inglaterra o Suiza.

 Los comerciales deben ser ágiles en solucionar problemas de calidad, debido a factores climatológicos, logísticos, etc para que el proceso diario (recolección-manipulación) no falle y continúe hasta final de campaña.

La venta de los berries  fresas, frambuesas, arándanos y moras, tiene dos tipos de canales de venta, a través de programas con los supermercados o el mercado grossista, los llamados mercas.

El arándano, está sujeto a estos tipos de canales de ventas, al igual que las demás berries, pero tiene la peculiaridad que puedes almacenarlos varios días, ya que no son tan perecederos como el resto de las berries y  el agente comercial puede esperar y especular con las cantidades y formatos a suministrar, pudiendo conseguir en algunos casos mejores condiciones de venta.

Los agentes comerciales, que tiene un conocimiento importante de estos canales de comercialización, trabajan duro para optimizar las ventas, y ver cueles son los  mercados y programas  más rentables para la empresa.

Los berries, que no llegan al estándar de calidad en fresco, se destinan a la industria para la elaboración de zumos, confituras, yogures, etc.